Los Santos Ángeles

mes de septiembre dedicado a los Santos Ángeles

El mes de septiembre está dedicado a los Santos Ángeles. Nos enseña hermosamente el Catesismo de la Iglesia Católica:

«Los ángeles son criaturas espirituales que glorifican a Dios sin cesar y que sirven sus designios salvíficos con las otras criaturas: Ad omnia bona nostra cooperantur angel («Los ángeles cooperan en toda obra buena que hacemos«) (Santo Tomás de Aquino, S. Th., 1, 114, 3, ad 3).»

Los ángeles rodean a Cristo, el Señor y le sirven particularmente en el cumplimiento de su misión. Ellos colaboran fielmente en la obra de la salvación y cuidan de cada uno de nosotros. Nos intruyen y aconsejan para seguir el camino del bien. Nos protejen de los peligros y nos enseñan cómo adorar a Dios.

Con toda la Iglesia debemos venerarlos , y aprender a seguir sus inspiraciones.

Dios, que es infinitamente sabio, quiso la diversidad de sus criaturas, entre las cuales están las espirituales (ángeles), las espirituales y corporales (hombres) y todas las demás creaturas materiales.

Él le otorgó a cada una la bondad peculiar que le es propia, su interdependencia y su orden. Él destinó todas las criaturas materiales al bien del género humano. El hombre, y toda la creación a través de él, está destinado a la gloria de Dios. Y para esto tenemos la incondicional ayuda de los ángeles.

Debemos recordar al mismo tiempo que respetar las leyes inscritas en la creación y las relaciones que derivan de la naturaleza de las cosas es un principio de sabiduría y un fundamento de la moral.

Todo debe contribuir para llegar a nuestro último fin, el cielo, la felicidad eterna, donde toda la creación dará gloria a Dios. Lo que nos separe de ese fin no es bueno, ni es de Dios y por tanto debe ser rechazado, como obra de aquel que quiere nuestro mal.

Naturaleza, historia y devoción de los ángeles

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.