Oración y letanías de San José

Oración:

Oh Dios, que con inefable providencia te dignaste escoger al bienaventurado José por Esposo de tu Madre Santísima; concédenos qué, pues le veneramos como protector en la tierra, merezcamos tenerle como intercesor en los cielos. Oh Dios, que vives y reinas en los siglos de los siglos. Amén

A Vos  recurrimos en nuestra tribulación, bienaventurado San José, y después de implorar el auxilio de vuestra Santísima Esposa, solicitamos también confiadamente vuestro Patrocinio. Por el afecto que os unió la Inmaculada Virgen María, Madre de Dios, por el amor paternal que profesasteis al Niño Jesús, humildemente os suplicamos que  volváis benigno los ojos a la herencia que Jesucristo conquistó con su Sangre y que nos socorráis con vuestro poder en nuestras necesidades.  Proteged, oh prudentísimo Custodio de la Sagrada Familia, el linaje escogido de Jesucristo; preservadnos Padre amantísimo, de todo contagio de error y corrupción, sednos propicio y asistidnos desde el Cielo, poderosísimo Protector nuestro, en el combate que al presente libramos contra el poder de las tinieblas. Y del mismo modo que, en otra ocasión, librasteis del peligro de la muerte al Niño Jesús, defended ahora a la Iglesia Santa de Dios de las asechanzas de sus enemigos y contra toda adversidad. Amparad a cada uno de nosotros con vuestro perpetuo patrocinio; a fin de  que, siguiendo vuestros ejemplos  y sostenidos por vuestro auxilio, podamos vivir santamente, morir piadosamente y obtener la felicidad eterna del Cielo. Amén

(Rezar un Padrenuestro, tres  Avemarías y un Gloria.)

Letanías a San José

 

Señor, ten piedad de nosotros, Señor, ten piedad de nosotros
Cristo, ten piedad de nosotros, Cristo, ten piedad de nosotros
Señor, ten piedad de nosotros, Señor, ten piedad de nosotros
Cristo, óyenos, Cristo, óyenos
Cristo, escúchanos, Cristo, escúchanos
Dios Padre Celestial, ten piedad de nosotros
Dios Hijo, Redentor del mundo, ten piedad de nosotros
Dios Espíritu Santo, ten piedad de nosotros
Trinidad Santa, único Dios, ten piedad de nosotros
Santa María, ruega por nosotros
San José, ruega por nosotros
Insigne descendiente de David, ruega por nosotros
Casto custodio de la Virgen, ruega por nosotros
Padre nutricio del Hijo de Dios, ruega por nosotros
Solícito defensor de Cristo, ruega por nosotros
Cabeza de la Sagrada Familia, ruega por nosotros
José justísimo, ruega por nosotros
José castísimo, ruega por nosotros
José prudentísimo, ruega por nosotros
José fortísimo, ruega por nosotros
José obedientísimo, ruega por nosotros
José fidelísimo, ruega por nosotros
Espejo de la paciencia, ruega por nosotros
Amante de la pobreza, ruega por nosotros
Gloria de la vida doméstica, ruega por nosotros
Modelo de obreros, ruega por nosotros
Custodio de las vírgenes, ruega por nosotros
Sostén de las familias, ruega por nosotros
Consuelo de los desdichados, ruega por nosotros
Esperanza de los enfermos, ruega por nosotros
Patrono de los moribundos, ruega por nosotros
Terror de los demonios, ruega por nosotros
Protector de la Santa Iglesia, ruega por nosotros
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, perdónanos, Señor
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, escúchanos, Señor
Cordero de Dios que quitas el pecado del mundo, ten piedad de nosotros

 

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.