Novena de Navidad – Día 1 – 16 de Diciembre

Meditaciones de san Alfonso María de Ligorio para la Novena de Navidad

EL PADRE NOS DA A SU HIJO

Te saqué a luz de las gentes, para que lleves mi gracia hasta los confines de la tierra. (Is.49,6)

Consideremos cómo el Padre Eterno dijo al Niño Jesús en el instante mismo de su concepción estas palabras: «Te he dado al mundo, Hijo mío, para que seas luz y vida de las gentes y para que procures su salvación, que yo estimo tanto como si fuera mía… Es necesario que te entregues por completo a la salvación de los hombres. Es necesario que nazcas en suma pobreza, para que el hombre se enriquezca con ella. Es preciso que seas vendido como esclavo, para que el hombre recupere su libertad: como esclavo serás azotado y crucificado para pagar a mi justicia las penas debidas por el hombre. Es necesario que des tu sangre y tu vida para librar al hombre de la muerte eterna.

Ya no eres tuyo, sino del hombre. «Nos ha nacido un parvulito y se nos ha dado un Hijo». (Is.9,6)

De esta manera, Hijo mío, el hombre aceptará amarme y ser todo mío al ver que te entrego todo a él, a Ti mi querido Unigénito, y que no me queda más que darle.

Amor infinito de un Dios infinito! quien de tal manera amó al mundo que llegó a darnos a su propio Hijo. (Juan 3,16)

Al oír esta proposición, el Niño Jesús lejos de entristecerse, la acepta complacido y regocijado «Se alegró como gigante, dispuesto a emprender el camino». (Sal. 18,6)

Desde el primer instante de su Encarnación se entrega enteramente al hombre, se abraza con todos los dolores que deberá sufrir en la tierra por amor de los mortales.

Estos fueron los montes y las colinas – exclama San Bernardo – que con tanto esfuerzo debía atravesar Jesucristo para salvar a los hombres. He aquí que llega atravesando montes y traspasando colinas»… (Cantar 2,8).

Ponderemos aquí cómo el Padre Divino, al mandar a su Hijo como Redentor que pusiera paz entre Él y nosotros, quedó en cierta manera obligado a concedernos su perdón y su amor. La razón es el pacto que hizo, de recibirnos en su gracia, ya que el Hijo satisfaría por nosotros a la justicia.

A su vez, el Verbo Divino, aceptando la misión que le da el Padre al enviarlo a redimirnos, se vió también obligado a amarnos. No ciertamente por nuestros méritos, sino por cumplir la piadosa voluntad del Padre Eterno.

 

 

ORACIÓN

Querido Jesús mío, si es cierto como dice la Ley que el dominio se adquiere por donación, eres totalmente nuestro.

Por nosotros naciste y nos fuiste dado: «Un parvulito nos ha nacido y un hijo se nos ha dado».

Con razón, puedo exclamar «Jesús mío y mi todo».

Y el Apóstol nos asegura ; ¿Cómo no ha de darnos con Él todas las cosas?». (Rom.8,32)

Nuestra es tu sangre, tus méritos, tu gracia, tu cielo…

Y siendo nuestro «¿Quién podrá jamás separarnos de Ti?» – como decía con alegría San Antonio Abad.

Eso mismo diremos nosotros. Sólo por nuestra culpa podremos perderte. Si en lo pasado te perdimos y abandonamos, ahora nos arrepentimos con toda el alma. Estamos resueltos a perder la vida y todo bien, antes que a Ti, bien infinito.

Te agradecemos, Padre Eterno, el habernos dado a tu Hijo. Ya que nos lo has dado por entero, nos damos del todo a Ti. Átanos con estrechas cadenas de amor a nuestro Redentor, hasta el punto que podamos exclamar con el Apóstol: «¿Quién me separará del amor de Cristo?». Qué bien del mundo podrá separarnos de Jesucristo?.

María, Madre nuestra, recíbenos bajo tu manto. No queremos ya ser nuestros, sino del Señor. Cuídanos para que seamos fieles.

En Ti confiamos.

 

San Alfonso María de Ligorio, Meditaciones de Navidad

9 Comentarios
  1. Jorge Dice

    Que felicidad aver encontrado «voz catolica»…
    En el momento oportuno gracias a Dios…

  2. Alba Gramajo Dice

    Gracias x tanto m ayuda mucho todo lo q comparten

  3. Liz Carrucini Dice

    Que hermoso es reconocernos la “nada” ante la grandeza del Padre Dios que nos ama tanto! Loado seas mi Señor, Oh Santísima Trinidad♥️🙏🏽🙏🏽🙏🏽♥️

  4. Elena Murga Dice

    Gracias por recordarnos cuánto nos ama nuestro Padre Celestial y que todo nuestro amor debe ser para Él!!!🙇‍♀️🙏☺️🤗❤

  5. Tere Dice

    Gracias!! Qué hermosa meditación!!

    1. Eliana Ibaceta Dice

      Me encanta…Sobre todo,el pensar ,en el amor Infinito…Gracias que hubo un San José y una encantadora Vírgen Maria..
      Y entre los dos dijeron.SI.
      Cada uno a su manera, Si,a la Vida,Si a la verdad infinita que es Dios hecho hombre..
      Amen,Amen.

  6. ISABEL CASTILLO Dice

    Gracias señor por ser mi todo, te amo sobre todas las cosas!!!

  7. Ana Martínez Dice

    Gracias por todas las enseñanzas y Oraciones que nos alimentan el alma y Fortalecen en estos tiempos tan difíciles. Que Dios los Bendiga.

  8. Giovanna Fernández Dice

    Te agradecemos, Padre Eterno, el habernos dado a tu Hijo.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.