¡Quisiera mí Señor, amarte como nadie, en este año!

Empieza el año 1938. ¿Qué me prepara Dios en él? No lo sé… ¿Quizás no me
importe?… Menos ofenderle me da lo mismo todo… Soy de Dios, que haga conmigo lo que quiera. Yo hoy le ofrezco un nuevo año, en el que no quiero que reine más que una vida de sacrificio, de abnegación, de desprendimiento, y guiada solamente por el amor a Jesús…, por un amor muy grande y muy puro.

Voy, Señor, no me importan mis dolencias, ni la muerte, ni comer, ni dormir … Si Tú me admites, voy. San Rafael Arnaiz

Quisiera mi Señor, amarte como nadie. Quisiera pasar esta vida, tocando el suelo solamente con los pies. Sin detenerme a mirar tanta miseria, sin detenerme en ninguna criatura. Con el corazón abrasado en amor divino y mantenido de esperanza.

Quisiera Señor, mirar solamente al cielo, donde Tú me esperas, donde está María, donde están los santos y los ángeles, bendiciéndote por una eternidad, y pasaron por el mundo solamente amando tu ley y observando tus divinos preceptos.

¡Ah!, Señor, cuánto quisiera amarte. ¡Ayúdame, Madre mía!.

He de amar la soledad, pues Dios en ella me pone.

He de obedecer a ciegas, pues Dios es el que me ordena.

He de mortificar continuamente mis sentidos.

He de tener paciencia en la vida de comunidad.

He de ejercitarme en la humildad.

He de hacer todo por Dios y por María

Dios y mi alma

San Rafael Arnaiz

4 Comentarios
  1. Agueda Dice

    Todo por Dios y por María!!!

  2. Ale Dice

    Quiero que las palabras sean sangre de su sangre en mi piel, para nunca desfallecer sin El, su Gracia y Espíritu me mantiene en pie Rezar Rezar Rezar

  3. Amanda Pereira Dice

    ¡San Rafael Arnáiz, ruega por nosotros!

  4. Ricardo 6 Dice

    Ayudame Señor a vivir agradandote con mis acciones y en la intimidad alabarte

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.