Asante sana – P Diego Cano

Ushetu, Tanzania, 4 de enero de 2022

Espero que estén muy bien… ¡muy feliz año nuevo! La verdad que no sé por dónde empezar, pues he pasado varias semanas sin escribirles nada desde la misión. No nos ha pasado nada, sino que tuvimos el aluvión de actividades de fin de año, y no pude escribir. Me parece tan extraño no haberme tomado el tiempo para escribirles sobre la Navidad, como lo he hecho todos los años, o sobre los campamentos de fin de año, y tantas cosas. Me parece que llego más cansado para ponerme a escribir cuando se hace muy tarde a la noche. Otras veces las actividades cada vez son más grandes, más numerosas, y por lo tanto más exigentes cada año. Creo que ambas razones se conjugan.
Entonces, ¿por dónde comienzo? Lo primero es el deber de gratitud. Antes del tiempo de Adviento comenzamos una campaña de ayuda para comprar regalos para los niños de nuestra misión, que comprende dos parroquias. Pedimos ayuda para poder darles a todos los niños, de cada una de las aldeas, un pequeño presente en la nochebuena o el mismo día de navidad. También pedía ayuda para los campamentos de niños y de niñas respectivamente, que hacemos en ese tiempo navideño, y así poder regalarles a ellos unos días de alegría, de sana diversión, de oración y catecismo aprendido con juegos, y por supuesto… fiesta navideña, con buena comida en esos días, gaseosas, dulces, y regalos. Cosas que la mayoría de ellos no tiene en sus casas.
Bueno, ¡Mil gracias! La generosidad de tantos de ustedes ha superado con creces el objetivo que nos habíamos propuesto. Mil gracias a los que donaron en la campaña de navidad, y a todos los donantes que nos hicieron llegar su ayuda por otros medios. Compramos dulces para unos 6.000 niños, que recibieron de manos de los catequistas, en sus aldeas, que en nuestra misión son 43 capillas en total. Los campamentos fueron de: 247 varones, antes de la navidad; y 611 niñas después de navidad. Para darles buena comida en esos días, que puedan comer carne dos veces, ¡compramos tres vacas! Eran pequeñas, pero fue suficiente para todo ese ejército, como les decía, hasta dos veces. En ambos campamentos el día final fue de alegría eufórica gracias a tantos y tantos regalos que pudimos comprarles: pelotas de fútbol y volley, telas para ropa, una camiseta para cada niño, galletas y caramelos para todos, y muchos regalos individuales para los más esforzados.
Les cuento que en ambos campamentos, tanto al inicio como al final, en la santa misa, les dije a todos los niños y niñas que recen siempre por nuestros benefactores. Personas que sin conocernos, y con mucho sacrificio, colaboran para que tengamos esos días llenos de alegría y con todo lo que necesitamos. Que recen por ellos, por sus familias, por la salud de todos ellos, para que tengan fe y tengan paz en sus hogares, y que de esa manera Dios les pague con creces por su ayuda.
Me quedo con la imagen del final de los campamentos, con todos los niños delante de la iglesia, y cantando con alegría desbordante. Todos ellos, varones y niñas, nos llenaron de “Asante sana”, es decir “¡Muchas gracias!”, escuchados mil veces. Unos niños de los más pequeños, cuando nos estábamos acomodando para la foto final me dijeron: “Padre, diciembre del 2022, estamos acá”. ¡Recién terminaba el campamento, y ya estaban pensando en el próximo!
En la próxima les cuento algunos detalles de esos días, y sobre todo me queda pendiente contarles un poco de la navidad en la misión.
Nuevamente… ¡Mil gracias a todos! ¡¡Asante sana!! Y que Dios los bendiga.
¡Firmes en la brecha!

P. Diego Cano, IVE

10 Comentarios
  1. PEPE SANTOS Dice

    Bendito sea el Señor

  2. Víctor Zabaleta Dice

    Gracias Padre Cano por compartir tanto amor. Jesús mas presente que nunca entre tantos niños. Felicitaciones por vuestra obra.

    1. Maria Dice

      Gracias Padre Diego C. por compartir esta obra maravillosa de Evangelizar, que alegría grande la de estos niños, y de toda la Comunidad.
      Se siente la presencia viva del Señor, en cada mirada, cada sonrisa, ¡ Bendito sea el Señor !!! , que los guía día tras día, en esta Misión. Saludos y Bendiciones y otra vez gracias Padre Diego por estar, dónde lo llamó el Señor.
      Maria Santísima los Ampare siempre, con su Amor de Madre.. .. 🙏⛪♥️🕊🌿

  3. Nelly Rochel Dice

    Alabado sea el Señor y su Madre Santísima.

  4. Paulina Dice

    Padre me hizo muy feliz leer su artículo. Mi hijo de 9 años quiere ser arquitecto para ir a África y hacerles casas a la gente pobre. Cuando rezamos el rosario, siempre lo ofrece por los niños de África, se preocupa mucho por ellos porque cuando tenía 5 años le pusieron un documental en la escuela sobre la niñez en África, le impresionó tanto que tuvo estrés postraumático, pero después el trauma se convirtió en mucho amor por ellos. Dios lo bendiga Padre

  5. Lucia Zuñiga Dice

    Dios bendice si labor. No cabe duda que están bajo el manto de la santísima virgen. Esas sonrisas llenan el alma. Yo no puede ayudar más que en oración que no es lo mismo. Espero que planeen un retiro de Cuaresma para que no esperen hasta diciembre. Espero poder ser de mayor ayuda en este año.
    Esa foto la llevaré a los pies de Nuestra Señora en el Tepeyac con unas flores amarillas y blancas de su parte.

  6. Lucia Zuñiga Dice

    Dios bendice si labor. No cabe duda que están bajo el manto de la santísima virgen. Esas sonrisas llenan el alma. Yo no puede ayudar más que en oración que no es lo mismo. Espero que planeen un retiro de Cuaresma para que no esperen hasta diciembre. Espero poder ser de mayor ayuda en este año.
    Esa foto la llevaré a los pies de Nuestra Señora en el Tepeyac con unas flores amarillas y blancas de su parte.

  7. Patricia Noemi Moreno de Carretero Dice

    Que linda carta nos escribió. Dios continue a te guiar y ayudar a todas las familias. Dios bendiga a todos ustedes.

    1. Sandra Dice

      Bendiciones Padre!!!Que nuestra madre Santisima lo siga guiando en estas maravillosas obras Pastorales.

  8. Sandra Vega Dice

    Bendiciones Padre Diego!!!

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.