Cinco Métodos para rezar el Santo Rosario

Segundo método - San Luis María Grignion de Montfort

0 782

Método[1] más corto para celebrar la vida, muerte y gloria de Jesús y de María con la recitación del Santo Rosario y para disminuir las distracciones de la imaginación

para ello, hay que agregar después del nombre de JESÚS de cada Avemaría una palabrita que nos traiga a la memoria el misterio que se contempla en cada decena, en la siguiente forma, por ejemplo:

MISTERIOS GOZOSOS

En la primera decena: Jesús encarnado.

En la segunda decena: Jesús santificador.

En la tercera decena: Jesús niño pobre.

En la cuarta decena: Jesús sacrificado.

En la quinta decena: Jesús santo de los santos.

Al final se dice: –Gracias de los misterios gozosos, desciende a nuestras almas y hazlas verdaderamente santas. R/. Amén.

MISTERIOS DOLOROSOS

En la primera decena: Jesús agonizante.

En la segunda decena: Jesús azotado.

En la tercera decena: Jesús coronado de espinas.

En la cuarta decena: Jesús cargado con la cruz. En la quinta decena: Jesús Crucificado.

Al final se dice: –Gracias de los misterios dolorosos, desciende a nuestras almas y hazlas verdaderamente pacientes. R/. Amén.

MISTERIOS GLORIOSOS

En la primera decena : Jesús resucitado.

En la segunda  decena: Jesús que sube al cielo.

En la tercera decena: Jesús que te envía la plenitud del Espíritu.

En la cuarta decena: Jesús que te resucita.

En la quinta decena: Jesús que te corona en el cielo.

Al final se dice: –Gracias de los misterios gloriosos, desciende a nuestras almas y hazlas eternamente bienaventuradas. R/.

Amén.

[1] Aquí está el Misionero, el hombre práctico, que ofrece estrategias para ayudar a rezar con atención ¡No las despreciemos!

Comentarios
Loading...
A %d blogueros les gusta esto: