Dios no existe, pero es necesario

Una breve reflexión a propósito de algunos célebres ateos militantes que ahora se dan cuenta de que desde el ateísmo no puede fundarse ningún orden ético, y que, por lo tanto, una sociedad sin Dios, en lugar de Paraíso de la libertad termina siendo un adelanto del Infierno.

http://miguelfuentes.teologoresponde.org/

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: