La bendición URBI ET ORBI y la indulgencia plenaria

0 3.361

Es bueno conocer un poco más sobre LA BENDICIÓN URBI ET ORBI Y LA INDULGENCIA PLENARIA que en unas horas el Papa Francisco impartirá a los fieles.

LA BENDICIÓN PAPAL URBI ET ORBI

    • El viernes 27 de marzo el Papa Francisco dará a las 6:00 p.m. de (14.00 en Argentina) la bendición Urbi et Orbi – nombre en latín que traducido significa “a la ciudad y al mundo». Será en la Plaza de San Pedro que estará vacía debido a la pandemia del coronavirus. Hoy se podrá recibir la indulgencia plenaria siguiendo la transmisión por los medios de comunicación.
    • Allí escucharemos la Palabra de Dios, elevaremos nuestra súplica, adoraremos al Santísimo Sacramento, y al término el Papa dará la bendición Urbi et Orbi y a la cual se añade la posibilidad de recibir la indulgencia plenaria.
    • Se tratará de una bendición Urbi et Orbi extraordinaria, pues los pontífices suelen impartirla solo el 25 de diciembre en la Navidad y el Domingo de Pascua. También es impartida por el Papa el día de su elección; es decir, al final del cónclave. Para los fieles católicos, los efectos de la bendición Urbi et Orbi se cumplen para toda aquella persona que la reciba con fe y devoción, incluso si la recibe, en directo, a través de los medios de comunicación de masas (televisión, radio, internet, etc.).

LAS INDULGENCIAS PLENARIAS

  • El Catecismo de la Iglesia Católica explica que la indulgencia es la remisión ante Dios de la pena temporal por los pecados, ya perdonados, en cuanto a la culpa. Es decir borrar la deuda que tenemos ante Dios, infinitamente bueno, por los pecados que hemos cometido.
  • La puede recibir todo fiel bien dispuesto. Debe cumplir con determinadas condiciones y la recibe por mediación de la Iglesia.
  • La Iglesia, por designio de Jesucristo y como administradora de la redención, distribuye y aplica con autoridad el tesoro de las satisfacciones de Cristo y de los santos. Es una gracia especial que la Iglesia como Madre dispensa a sus hijos en ocasiones particulares para que todos podamos gozar del amor y perdón de Dios como Padre misericordioso que abraza a toda la humanidad.
  • Las indulgencias, que pueden ser parciales o plenarias, pueden obtenerse para uno mismo o para el alma de un difunto. No se puede ganar una para otra persona viva.
  • Para ganar la indulgencia plenaria hay que cumplir tres condiciones:
    • confesión de los pecados,
    • recibir la Sagrada Comunión
    • y orar por las intenciones del Papa.

Esta oración, indica el Vaticano, “queda a elección de los fieles, pero se sugiere un ‘Padrenuestro’ y un ‘Avemaría’”. La Iglesia enseña que es conveniente, pero no necesario, que la confesión sacramental, y especialmente la sagrada Comunión y la oración por las intenciones del Papa, se hagan el mismo día en que se realiza la obra indulgenciada; pero es suficiente que estos sagrados ritos y oraciones se realicen dentro de algunos días antes o después.

ESTE AÑO HAY UNAS INDICACIONES ESPECIALES POR LA PANDEMIA

  • Este año el Vaticano precisa que, para obtener la indulgencia plenaria, los enfermos con coronavirus, los que están en cuarentena, así como los trabajadores de la salud y los familiares que se exponen al riesgo de contagio por ayudar a los afectados por el Covid-19, podrán simplemente recitar el Credo, el Padre Nuestro y una oración a María.
  • Igualmente, para obtener las indulgencias, otras personas podrán elegir entre varias opciones: visitar el Santísimo Sacramento o la adoración Eucarística o leer las Sagradas Escrituras durante al menos media hora, o recitar el Rosario, el Vía Crucis o la Coronilla de la Divina Misericordia, pedir a Dios el fin de la epidemia, el alivio de los enfermos y la salvación eterna para aquellos a los que el Señor ha llamado a sí.
  • La indulgencia plenaria puede ser obtenida también por los fieles que a punto de morir no pueden recibir el sacramento de la unción de los enfermos y el viático: en este caso se recomienda el uso del crucifijo o de la cruz.

Fórmula de la bendición papal Urbi et orbi

– Sancti Apostoli Petrus et Paulus, de quórum potestate et auctoritate confidimus, ipsi intercedam pro nobis ad Dominum.

– Amen.

– Precibus et meritis beatæ Mariae semper Virginis, beati Michaelis Archangeli, beati Ioannis Baptistæ et sanctorum Apostolorum Petri et Pauli et omnium Sanctorum misereatur vestri omnipotens Deus et dimissis omnibus peccatis vestris, perducat vos Iesus Christus ad vitam æternam.

– Amen.

Posts Relacionados

– Indulgentiam, absolutionem et remissionem omnium peccatorum vestrorum, spatium verae et fructuosae penitentiæ, cor semper penitens et emendationem vitae, gratiam et consultationem sancti Spiritus et finalem perseverantiam in bonis operibus, tribuat vobis omnipotens et misericors Dominus.

– Amen.

– Et benedictio Dei omnipotentis (Patris et Filii et Spiritus sancti) descendat super vos et maneat semper.

– Amen.

Traducción en español

La traducción en español aproximada es como sigue:

«Los Santos Apóstoles Pedro y Pablo, de cuyo poder y autoridad estamos seguros, pueden interceder para nosotros al Señor.»

Todos: «Amén»

«Por a las oraciones de siempre Virgen María bendecida, bendecido Miguel el Arcángel, bendecido Juan el Bautista, y los apóstoles santos Pedro y Pablo, y todos los santos: puede Dios todopoderoso tener piedad por Usted, perdonarle sus pecados, y Jesús Cristo le puede traer a vida siempre duradera.»

Todos: «Amén»

«El señor omnipotente y caritativo os concede legado, distribución y perdón de todos Vuestros Pecados, un período de arrepentimiento auténtico y fértil, un corazón siempre penitente y mejora de la vida, la piedad y consuelo del Espíritu Santo, y la perseverancia final en buenas obras.»

Todos: «Amén»

«Y la bendición del Dios omnipotente, del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo viene en vosotros y permanece en casa en caso de vosotros siempre.»

Todos: «Amén»

Comentarios
Loading...
A %d blogueros les gusta esto: