Novena de la Divina Misericordia [Día 1]

Rezamos; Por todo el género humano, especialmente por los pecadores

3 122

Hoy viernes santo revivimos la pasión y muerte de Nuestro Señor Jesucristo por nuestros pecados, y hoy más que nunca Él quiere darnos su misericordia.

Compartimos con ustedes la novena de la divina misericordia en preparación al domingo de la misericordia (11 de abril). Jesucristo pidió esta novena a Santa Faustina Kowalska diciendo:

«Deseo que durante estos nueve días encamines almas hasta el manantial de Mi misericordia, para que encuentren allí la fortaleza, el refugio y toda aquella gracia que necesiten en las penalidades de la vida, y especialmente en la hora de la muerte. Cada día traerás a Mi corazón un grupo de almas diferentes y las sumergirás en el océano de Mi misericordia y Yo conduciré todas esas almas a la mansión de Mi Padre… Todos los días implorarás a Mi Padre gracias para esas almas en atención a los méritos de mi amarga Pasión.» (Del diario de sor Faustina)

Los invitamos a realizar esta novena, y compartirla.

 DIA 1

Por todo el género humano,
especialmente por los pecadores

Misericordiosísimo Jesús, cuya prerrogativa es tener compasión de nosotros y perdonarnos, no mires nuestros pecados, sino la confianza que depositamos en Tu bondad infinita. Acógenos en la morada de Tu Piadosísimo Corazón y no permitas que salgamos jamás de él. Te lo pedimos por el amor que te une al Padre y al Espíritu Santo.

Padre Eterno, vuelve Tu compasiva mirada hacia todo el género humano y en especial hacia los pecadores, todos unidos en el Piadosísimo Corazón de Jesús. Por los méritos de Su Pasión, muéstranos Tu misericordia, para que alabemos la omnipotencia de Tu misericordia, por los siglos de los siglos. Amen.

Coronilla de la Divina Misericordia

– Comenzar con un Padrenuestro, Ave María y Credo, y luego, con la ayuda de las cuentas de un rosario:

– Al inicio de cada decena decir:

«Padre Eterno, te ofrezco el Cuerpo, la Sangre, el Alma y la Divinidad de Tu amadísimo Hijo, Nuestro Señor Jesucristo, en expiación de nuestros pecados y los del mundo entero.»

– En cada cuenta pequeña de las decenas decir:

«Por su dolorosa Pasión, ten misericordia de nosotros y del mundo entero.»

– Al terminar las cinco decenas, repetir tres veces:

«Santo Dios, Santo Fuerte, Santo Inmortal, Ten misericordia de nosotros y del mundo entero».

Jaculatoria final: «Oh sangre y agua que brotasteis del Corazón de Jesús como una fuente de misericordia para nosotros, en Vos confío».

Se puede concluir la corona con el rezo de la Salve.

3 Comentarios
  1. Carmen Gonzales Dice

    Gracias por motivarlos y hacernos recordar para realizar esta novena, lo necesitamos tanto.

  2. Graciela Dice

    Gracias por hacernos llegar esta novena y poder acceder a las gracias que ella conlleva.Dios los bendiga

  3. RICARDO Dice

    QQue el todopoderoso derrame muchas bendiciones al grupo del sagrado corazón de Jesús, y que nuestras flias sean bendecidas. Amén

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: