Oración a San Juan Pablo II

22 de octubre, fiesta de San Juan Pablo Magno

0 1.622

San Juan Pablo Magno,

Padre Espiritual bajo cuyo pontificado

quiso la Divina Providencia que naciéramos,

Maestro insigne de la Verdad, en “cuyo magisterio abrevamos nuestra sed de fidelidad al Señor”;

Pastor bueno que guiaste al mundo para que abriese las puertas a Cristo,

Misionero infatigable que con tu ejemplo nos enseñaste a “no ser esquivos a la aventura misionera”

Apóstol de María de quien aprendimos a decir cada día: Totus tuus Maria;

Nosotros te invocamos como a nuestro intercesor celestial y a tu amparo paternal nos acogemos:

Vicario de Cristo,

que nos decías ¡No temáis! Cristo conoce lo que hay dentro del hombre,

protégenos y defiéndenos.

Gran evangelizador de la cultura,

que nos diste ejemplo trabajando incansablemente “para que estén imbuidos de la fuerza del Evangelio, los modos de pensar, los criterios de juicio, las normas de acción”

fortalece y haz fructificar nuestros esfuerzos misioneros;

Amigo de los jóvenes,

a quienes buscaste movido a impulsos de celo,

haz de nosotros testigos generosos del Verbo Encarnado capaces de promover las vocaciones dando un testimonio fiel y alegre de vida consagrada, realizando con generosidad, discernimiento y seriedad los apostolados propios, y trabajando en comunión fraterna;

Papa de las Familias,

acompaña y sostiene a esta tu familia, a fin de que permanezcamos hoy y siempre unidos a la Roca, que es Cristo.

Héroe de la Iglesia de Cristo,

que con la valentía que exige la fidelidad a Cristo supiste guiar al Pueblo de Dios no hacia los paraísos artificiales que prescindiendo de Dios y de su santa ley se volvieron contra el hombre, sino hacia el Reino de Cristo que se conquista por la cruz,

te pedimos la gracia de que también nosotros seamos valientes y fervorosos en el anuncio de Cristo sin pactar, sin transigir, sin capitular, sin negociar, sin conceder, ni hacer componendas con el espíritu del mundo.

Hombre cabal y santo,

alcánzanos por tu intercesión la gracia de la perseverancia en la fidelidad a Cristo y al Evangelio, que es siempre fidelidad a la Iglesia y a su misión en el mundo, fidelidad al hombre y a nuestro tiempo.

Todo esto se lo pedimos a Dios Uno y Trino por tu santa intercesión.

Amen.

MATERIAL COMPLETO DE LA NOVENA

Impresionante Documental: Juan Pablo II – Al encuentro de los jóvenes

San Juan Pablo II [100 años] | Perseverancia – P. Gustavo Lombardo

 

Comentarios
Loading...
A %d blogueros les gusta esto: