COLABORAR

Search
Close this search box.

Más leído esta semana

[Michael Haynes – LifeSiteNews – 23/11/2023]

Un periodista católico independiente ha recibido decenas de amenazas de muerte tras publicar imágenes de rituales masones secretos.

En una entrevista exclusiva con LifeSiteNews, Clifton explicó que se unió a una logia masónica hace varios años con la intención de exponer sus secretos. Clifton dijo que luego de filmar el ritual se hizo bautizar como católico.

El 16 de noviembre, Kyle Clifton empezó a publicar una serie de vídeos que grabó mientras asistía a un ritual masónico ultra secreto. Filmado con una cámara oculta, sus imágenes documentan la ceremonia de iniciación de un Maestro Masón de tercer grado, que es el grado más alto de la masonería en la Logia Azul, antes de que los miembros puedan optar por profundizar en su pertenencia a través de vías más específicas, como en el Rito Escocés. Uno de sus vídeos ha sido visto más de 7 millones de veces en X, antes conocido como Twitter.

Clifton contó a LifeSiteNews que cuando tenía 18 años decidió que quería denunciar a la masonería porque creía que influía en gran parte del mal del mundo. Explicó que de joven se hacía preguntas como: “¿Por qué el mundo es como es? ¿Por qué hay tanta degeneración en este mundo? ¿Quién impulsa toda esta propaganda?” y que cuanto más investigaba “era como si todo el mundo señalara a los masones”.

“Fui a una logia masónica local y me hice amigo de algunos de ellos y me metí en el tema. Pero entonces me di cuenta de que todo aquello me superaba un poco”, dijo Clifton.

Clifton explicó que, tras conseguir un importante número de seguidores en Internet por su trabajo de periodismo encubierto, decidió a principios de este año volver a su logia local y filmar uno de los rituales.

“Después de ir, hablé con un sacerdote y le expliqué todo”, dijo Clifton. “Fui bautizado y confirmado en la Iglesia apenas tres meses después de grabar este vídeo. Y sí, definitivamente no volveré. Va en contra de la Iglesia. Y de las ceremonias y juramentos que hay que hacer, ya me he arrepentido”.

Los vídeos de Clifton aportan pruebas de los rituales secretos, ferozmente ocultados, incluyendo el simulacro de la ceremonia de ejecución, la profesión del juramento masón y la imitación que se hace del cristianismo a lo largo de los rituales.

El ritual masón está repleto de falsas ceremonias de resurrección, palabras y apretones de manos que dan vida metafóricamente y ceremonias que exigen un número determinado de puntos de contacto corporal.

Al nuevo Maestro Masón también se le enseña una importantísima contraseña mientras establece contacto físico en cinco puntos de su cuerpo con maestros ya profesos, imitación de las cinco heridas principales sufridas por Cristo durante la Pasión.

Dos miembros del ritual se designan con el término “diácono”, se hace una imitación de la Misa Mayor católica con subdiácono y diácono, y también es utilizado por los masones un “altar”.

Clifton ha denunciado que la publicación de los vídeos le ha valido numerosas amenazas de muerte por parte de masones.

Además de las más de 30 amenazas de muerte, Clifton declaró que su familia había sido intimidada por “un oficial del tribunal” en un intento de restringir su exposición de los secretos masónicos.

Entre las amenazas proferidas contra Clifton había mensajes en los que se le advertía del “precio” que pagaría por revelar los secretos de la Logia, que los miembros están obligados por juramento a mantener en secreto.

Como parte del juramento pronunciado durante el ritual, el masón afirma que si rompiera el secreto de la logia se encontraría “con una pena no menor que la de ver mi cuerpo cortado en dos, mis entrañas arrancadas de allí y quemadas hasta convertirse en cenizas. Las cenizas arrojadas a los cuatro vientos del cielo, para que no haya más recuerdo de mí entre los hombres y los masones para siempre. Que Dios me ayude, y me mantenga firme en la debida observancia de esta, mi solemne obligación, como maestro masón”.

Tales palabras han sido minimizadas por los masones en movimientos de relaciones públicas que intentan ganar apoyo público para la organización secreta y anticatólica, con las penas terribles descritas simplemente como “imágenes poderosas y simbólicas.”

Como LifeSiteNews ha publicado anteriormente, siendo su propia religión universal, la masonería ha establecido durante mucho tiempo su hostilidad contra el cristianismo, y la Iglesia Católica en particular. David Gray, católico converso de la masonería, que alcanzó el “Sublime Grado de Maestro Masón” y ocupó el cargo de “Sumo Sacerdote del Capítulo del Arco Real”, ha declarado:

“El hecho es que toda la Masonería comparte los mismos principios y son esos principios los que conspiran contra la Iglesia. Que unos masones expresen esos principios en la esfera pública y otros masones los expresen sólo en sus relaciones privadas es sólo una distancia en los accidentes o en la articulación, pero no en la sustancia”.

La Iglesia Católica ha prohibido sistemática y firmemente que los católicos se unan a los masones, lo que ha sido reafirmado por el Vaticano en las últimas semanas. La bula papal de 1739 del Papa Clemente XII, In Eminenti, juzgó la masonería un asunto tan serio, y la pertenencia a ella tan peligrosa, que impuso una excomunión automática, latae sententiae, a cualquier católico que se uniera a los masones.

Posteriormente, el Papa León XIII escribió en Humanum Genus que los francmasones tienen como “su fin último… el derrocamiento total de todo ese orden religioso y político del mundo que la enseñanza cristiana ha producido, y la sustitución de un nuevo estado de cosas de acuerdo con sus ideas, cuyos fundamentos y leyes se extraerán del mero naturalismo.”

En la Declaración de la CDF de 1981 sobre el estatuto de los católicos que se hacen masones, el Vaticano reafirmó la enseñanza anterior sobre esta prohibición, basándose en nuevas preguntas sobre el tema, señalando que la excomunión y todas las penas seguían en vigor para los católicos que quisieran hacerse masones.

Algunos textos apenas posteriores -la Declaración sobre las asociaciones masónicas y el documento Irreconciliabilidad de la fe cristiana y la masonería– reiteraron la posición de la Iglesia, señalando la “irreconciliabilidad entre los principios de la masonería y la fe católica.”

 

Seguir Leyendo

Comentarios 1

  1. Avatar Tony Zarca dice:

    Muy interesante esa investigación periodística, recomendaría se profundizase sobre esos temas que son tan vedados para el mundo, felicitaciones

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.