COLABORAR

Search
Close this search box.

Más leído esta semana

Hacía mucho que no me encontraba con las “siafu”, u “hormigas asesinas” como las llamo yo. Son las “army ants”, de que les he contado en alguna crónica. El miércoles de cenizas, cuando regresaba de la tercera misa, en el camino tuve que ayudar al Hermano Petro a subir la moto al camino, y ¡justo se había parado arriba de un camino de estas hormigas! El hermano no decía nada, y se reía de mi actitud, tratando de empujar la moto y dar saltos a la vez, para que no se me suban estas hormigas criminales. Pero es impresionante, tienen un instinto muy agresivo, y apenas uno se acerca, ya comienzan a subirse y a morder con todas las fuerzas. Una vez logrado el objetivo de subir la moto al camino, lo primero que pude hacer fue correr lejos de ellas, sacarme las alpargatas, y tratar de que no se suban por la ropa, porque son terribles, y debíamos seguir viaje en la moto.

Pero he comenzado por el final, y debería contarles porqué andábamos empujando la moto por estos lados. Como preparación para el miércoles de cenizas, cada año hacemos una reunión con los catequistas, para que les sirva de retiro y formación. Generalmente, como es la primera reunión del año, y vienen medio obligados, pues tienen que recoger las cenizas para hacer sus celebraciones en las aldeas, aprovechamos a darles la mayor cantidad de formación posible. En los demás encuentros durante el año no suelen venir todos. También queremos que aprovechen a rezar y a confesarse, para entrar bien en la cuaresma. En esta oportunidad, la Madre Blessed Sacrament, preparó las charlas para los catequistas, tomando sobre todo del directorio de catequesis, y por la tarde se les enseñó la manera de hacer una clase de catecismo. No es que no den catecismo, sino que se les ayuda para que vayan mejorando, y aplicando algún método, especialmente buscando explicar las verdades, y que no sea solamente memorizar.

El miércoles de cenizas comenzó con una primera misa a las 5:30 de la mañana, para los catequistas de las dos parroquias, Ushetu y Kangeme, que se encontraban presentes. Después de la misa, comenzamos el viaje con los de Kangeme, para que pudieran ellos seguir a sus aldeas, caminando, en bicicleta o en moto. Los catequistas de Ushetu, de las aldeas hacia el sur, deben salir en bicicleta, y deben cruzar un río, y seguir más allá… por eso la misa debe ser temprano. El padre Pablo celebró la misa de la parroquia de Ushetu a las 8:00 am, y después en una aldea bastante numerosa, que se llama Mbika. Yo celebré en la parroquia de Kangeme, y después de eso salimos en moto hacia la aldea de Mazirayo. Actualmente hay que ir en moto a este lugar, pues el camino se ha roto en donde pasa el río. El puente es muy pequeño, y este año en que han arreciado las lluvias, el agua se llevó parte del camino. Actualmente no hace falta pasar por el agua, pero hay muchas piedras en desorden y mucho desnivel con el puente, y es imposible pasar con el auto.

Hace mucho que no íbamos a las aldeas de esa zona, precisamente a causa del río. En algunas épocas el agua pasaba por arriba del puente, y ni siquiera se podía cruzar con la moto. Así que tenía muchas ganas de ir para aquel lado, creo que desde septiembre que no íbamos. El viaje en moto es muy incómodo, sobre todo para el que va de acompañante, pues debe ir en una posición muy rara, empujado por la valija de misa, y con las piernas muy flexionadas, que a mis años, cada vez cuesta más. Son aproximadamente 20 kilómetros, y el camino está bastante bueno, salvo lo del río, y algunos kilómetros antes de llegar a Mazirayo.

Nos esperaba un grupo de fieles, adultos, pero sobre todo estaban los niños de la escuela primaria, y los alumnos de la escuela secundaria del estado. Generalmente en esta fecha les dan permiso a todos los católicos a ir a la iglesia, y por supuesto, se suman los que no son católicos, pero simpatizan con nuestra fe. Por eso suele ser muy concurrida esta misa. Es algo muy lindo, sobre todo porque es una buena oportunidad para evangelizar, y enseñar cosas de la fe. En este caso, prediqué sobre la cuaresma y el significado de las cenizas. Es muy hermoso ver que en la gran cantidad de estos jóvenes de colegio secundario vemos muchas caras de los que han venido a nuestros campamentos de niños y de catecismo, y ya están grandes. Se acercan a confesarse sin ninguna dificultad, y ellos mismos forman un coro que dirige los cantos. En esta misa repartimos más de cien comuniones. Me imagino que han asistido cerca de trescientas personas. Después de la misa sacamos fotos a los niños de la escuela primaria con la Virgen de Luján, y a los del colegio secundario también. Esta aldea la tiene por patrona, y hemos traído una hermosa réplica de la imagen desde Argentina.

Bueno, como se imaginan, al regresar de esta celebración, después de que pasara una lluvia, comenzamos el regreso con el hermano Petro, mientras lloviznaba, y al otro lado del río nos esperaban las “siafu”. Como la moto no podía pasar por sobre el camino de piedras, el hermano llevó la moto al costado del camino, y al intentar subir fue que con el peso de la valija de misa la moto se cayó hacia un lado… y bien, ahí estaba yo brincando, y tratando de sacar hormigas que se empecinaban en morder la suela y la tela de las alpargatas, ante la risa del hermano. Después de estos viajes en moto, me siento como si hubiera andado a caballo, con dolores que no tenía antes del viaje (soy un poco exagerado, como se imaginan, para que lean la crónica, pues). Todo se pasa muy rápido, sobre todo cuando se tiene la satisfacción de haber celebrado de esta manera el inicio de la cuaresma.

Dios los bendiga a todos… buena cuaresma, y ¡firmes en la brecha!
P. Diego Cano, IVE

Seguir Leyendo

Comments 4

  1. Sol Sol says:

    ¿Estas hormigas son las conocidas marabuntas?
    Asíble decía mi abuelo a mi madre por cómo comía 😆

  2. Avatar Diana Peregrina Carrizo says:

    Gracias padre Diego siempre disfruto de sus relatos y como lo cuenta , es como si lo estuviera viendo; es increíble la misión que realizan allá , acá estamos haciendo los EE y siempre están en mis oraciones. Saludos para todos desde Bs.As. Argentina, buena cueresma y muchas bendiciones hasta la próxima si Dios quiere .

  3. Avatar Carmen Devercelli says:

    Qué alegría poder compartir con ustedes estos momentos de la misión. Que la Virgen los siga cubriendo con su manto y proteja siempre. Desde Buenos Aires seguimos unidos en oración por la labor de ustedes.

  4. Maria Vilca Figueredo Maria Vilca Figueredo says:

    P. Diego ,gracias por sus relatos, he disfrutado mucho y ud.lo cuenta también que yo estaba como si lo viera directamente. Lo felicito P.Diego por su gran misión de Evangelizar.
    Saludos para ustedes 🇵🇪

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Social Share Buttons and Icons powered by Ultimatelysocial