Navegación de la etiqueta

San Alfonso María de Ligorio

Novena de navidad: último día

Sabía bien ésta Señora,  por inspiración divina,  y también porque estaba bien penetrada de la profecía de Miqueas,  que en Belén había de nacer el Divino Infante. Unámonos también nosotros,  y acompañemos al Rey del cielo con María y…

Novena de Navidad: octavo día

Más en el nacimiento del Redentor se dejó ver a las claras este amor divino,  apareciendo a los hombres el Verbo eterno,  niño, recostado sobre el heno,  que gemía y temblaba de frío,  comenzando ya de esta manera a satisfacer por nosotros…

Novena de Navidad: séptimo día

¿Y cómo queréis que yo no gima,  cuando veo que el amor no es amado?  Veo a un Dios casi fuera de sí por amor del hombre,  y al hombre tan ingrato a este Dios. Nosotros,  aunque hasta aquí nos hayamos unido a estos ingratos,  ¿querremos…

Novena de Navidad: sexto día

Fue para el Redentor el vientre de María cárcel voluntaria,  porque fue prisión de amor;  más por otra parte no fue injusta. Era a la verdad inocente,  pero se había ya ofrecido a pagar nuestras deudas,  y a satisfacer por nuestros…

Novena de Navidad: quinto día

Amemos a un Dios que tanto ha padecido por nosotros.  Pongámonos delante las penas del corazón de Jesús sufridas desde niño por nosotros;  y de esta manera no podremos amar otro que este corazón,  el cual tanto nos ha amado.

Novena de Navidad: cuarto día

El eterno Padre quiso que su Hijo encarnado,  destinado por víctima de nuestros pecados a su Divina Justicia,  padeciese con mucha anticipación todas las penas a que debía sujetarse en su vida y en su muerte. Jesucristo padeció más, …

Novena de Navidad: segundo día

San Alfonso María de Ligorio Ir a descargar Sacrificio y ofrenda no quisiste, más me apropiaste cuerpo. Hb. 10, 5. Hostiam et oblationem noluisti corpus autem aptasti mihi. Considera la grande amargura de que debía