Lo que pueden significar las tres caídas

S. Juan Eudes

refiere la tradición que nuestro divino Maestro cayó tres veces al subir al Calvario. Se nos quiere manifestar con este número misterioso que Jesús expía todos los pecados a los que el hombre es arrastrado por las tres concupiscencias:

concupiscencia de la carne,

concupiscencia de los ojos

y soberbia de la vida.

Nos enseña Jesús en cada una de las caídas cómo debemos levantarnos de las nuestras, volver a tomar nuestra cruz y continuar nuestra dolorosa ascensión a la montaña de la perfección, que no es otra que la del Cal­vario.

Se imponía la necesidad de esta lección; porque tan natural es al hombre debilitado por el pecado caer a cada paso, como a su orgullo admirarse y desanimarse de sus caí­das. ¡La primera le sorprende, la segunda le desconcierta, la tercera le abate y ya no sabe levantarse.

¿Qué hace Jesús? Cae a los ojos de todos, levántese al momento, vuelve a tomar su cruz y continúa su camino. La segunda caída no le desconcierta, se levanta de ella con la misma prontitud; después de la tercera, le­jos de dejarse abatir, prosigue con nuevo ar­dor su marcha hacia la cima del Calvario.

En lugar de contar tristemente nuestras caídas y de lamentarnos sin fin y sin prove­cho, ejercitemonos en levantamos cada vez con más valentía y prontitud, ya que con tanta frecuencia lo hemos de hacer. Bastaría esta sola ‘práctica para hacer llegar a un alma a la más alta perfección.

El demonio lo sabe ; por eso toda su táctica tiende a hacer que nos levantemos más flojamente para que pronto terminemos por no levantarnos.

Des­confiemos de esta trama: después de cada una de nuestras caídas echemos una mirada sobre Jesús, que penosa, pero generosamente, se levanta con el peso de su cruz y levanté­monos a una con Él con humildad y’ ‘con­fianza.

Jesús, Meditaciones sacadas de las- obras de S. Juan Eudes, t. II.

Deja una respuesta

Su dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.