[Dia 4] Actos propios de esta devoción


Queridos todos,

Amar al Sagrado Corazón de Jesús es aprender a reparar por nuestros pecados y los del mundo entero, pero… ¿cómo podrán estos actos de reparación consolar a Cristo, que dichosamente reina en los cielos? Respondemos con palabras de San Agustín:

«Dame un corazón que ame y sentirá lo que digo».

Jesús no ha amado solamente a la humanidad en general, sino también a cada uno en particular. Un alma de veras amante de Dios, si mira al tiempo pasado, ve a Jesucristo trabajando, doliente, sufriendo durísimas penas «por nosotros los hombres y por nuestra salvación».

Con nuestros pecados hemos tenido la osadía de ofender a Dios, y de ahí que la reparación es una exigencia que nace desde el amor. Debemos corresponder al gran amor de Jesucristo.

 ¡Sagrado Corazón de Jesús, en Vos confío!

¡Inmaculado Corazón de María, sed la salvación del alma mía!

Letanías al Sagrado Corazón (cantadas)

Letanías al Sagrado Corazón (recitadas)

Catequesis

Recomendaciones para las Visitas al Santísimo

Las letanías en imágenes

Canto al Sagrado Corazón

Reflexiones Benedicto XVI - Mes Sagrado Corazón

¡Ave María y adelante!